Ritual amor propio y reconexión

Rituales de liberación y reconexión con lo que deseamos, para soltar relaciones del pasado o vínculos que no nos permiten avanzar y manifestar el amor que deseamos, y para recordar lo que sí queremos. Ambos ejercicios me han ayudado muchísimo a soltar lo que me enseñó pero que no era para mi y a envisionar y traer a la realidad lo que si.
Ambos ejercicios puedes hacerlo en cualquier momento y en cualquier estado sentimental en el que te encuentres. Si estás en pareja puede ayudarte a liberarte de traumas y situaciones del pasado que te gatillan en el presente, y si estás soltera puede ayudarte a hacer espacio para lo que si es para ti. El proceso de liberarnos y crecer es constante, no tiene término, y siempre podemos hacernos un poquito más conscientes de lo que tenemos sanar y de lo que queremos experimentar 🤍

Ritual de corte de lazos Karmicos:

Carta dirigida a ex parejas, pareja, o persona con la que aún hay un vínculo, recuerdo, lazo, etc., que quieres soltar.
Para este ritual necesitas papel y lápiz, una vela y un plato o cuenco resistente al calor para quemar el papel en él.

En el siguiente PDF están todas las instrucciones.

Ritual de manifestación de tu compañera/o del alma.

Este ejercicio psicomágico te puede ayudar a conectar con lo que quieres, a recordar lo que tu alma anhela y merece (aunque aún no te lo creas). Si quieres manifestar una relación, este ejercicio te puede ayudar a reconocer lo que deseas y a traerlo a tu realidad, no conformándote con menos que eso. Si estás en pareja, te puede ayudar a dirigir tu relación y crecer en lo que quieras.

Para este ritual necesitarás un papel y lápiz.
Si te resuena puedes prender una velita para que su luz te ayude a traer claridad a lo que sueñas.

Es un ejercicio muy simple pero poderoso, en el que tienes que poner en el papel todo lo que quieres de tu pareja, lo que te gusta, cómo te gustaría que fuera, cómo te quieres sentir en la relación, qué quieres crear con esa persona, etc. Aquí vale poner todo lo que anhelas, no importa que tan increíble te parezca. Mereces lo que sueñas.

Puedes comenzar la carta escribiendo:

Mi compañero/a del alma es…

Y extenderte todo lo que quieras.
Cuando termines, acércala a tu corazón, agradece cómo si ya estuvieras viviendo eso, siéntete como si esa persona estuviera ya en tu vida, y luego guarda la carta en un lugar preciado. Más adelante querrás volver a leerla 🤍

Publica un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.